martes, 3 de marzo de 2015

PRESENCIA ACTIVA

Resultado de imagen para abrazar el momento presente

Estar plenamente presentes, lograr el vacío de quienes no somos para hacernos uno con el Todo, en perfecta comunión es la forma de alcanzar la paz interior.  La meditación, el silencio, la soledad, son sin duda la forma en que los gurus lograban abstraerse del mundo para distinguir lo verdadero de lo falso. A través de la meditación abandonaban el apego, el miedo y se liberaban de todo aquello que los esclavizaba.
Ir de la conciencia individual a la conciencia universal es lo natural, es conectarnos con nuestra esencia mas profunda y real.

Existen sin duda muchas formas de experimentar estos estados de liberación y  vacuidad. 
La clave es estar plenamente presentes y totales pero existen diversas formas, muchos caminos para un mismo fin.

La presencia pasiva: En este estado buscamos a través de la meditación y el silencio alcanzar un estado superior de conciencia que nos proporcione paz, armonia y nos libere de las limitaciones que la mente nos impone.
La respiración nos puede ayudar a centrar nuestra atención y calmar las aguas turbulentas de nuestros pensamientos hasta dejar que la claridad se manifieste.


La presencia activa: En este estado la persona centra su atención  en la acción que esta realizando, pierde la noción del tiempo, se olvida de si misma, solo existe el momento presente.
Para dar una idea mas exacta y que se entienda veremos el caso de un pintor, un artista, él esta pintando su obra maestra, está tan absorto en su obra que deja de ser el y es uno con su obra, para el, ese momento es liberador, esta tan presente que se diluye en lo que es.
La forma activa tiene que ver con la entrega total, a veces como en el caso del pintor una entrega apasionada a su obra. Imagina una madre que ve los primeros pasos de su hijo... Es dar un si al momento presente y aceptarlo, y abrazarlo, y surge el milagro de conectarte con la conciencia.

El mayor error que cometemos es proyectarnos continuamente hacia el futuro basando nuestra felicidad en un hecho por ocurrir. Y hay una lucha por obtener algo, por cumplir metas, por ser los mejores, por tener mas dinero, por tener.... por tener.... y la búsqueda es agotadora y solo nos queda esa sensación de vacío porque nunca es suficiente. Ambas formas nos invitan a vivir aquí y ahora cada momento como es... perfecto.

                                                                                                                                                                         Anjana Ajna


1 comentario: