martes, 8 de febrero de 2011

EL ESPÍRITU DE LOS ARBOLES






Los espíritus de los arboles no nos pueden hacer daño, pero sus energías son fuertes y diversas, pueden llegar a ser muy afectivos hacia la gente. Este es el motivo de que algunas personas tienen un árbol favorito en el que encuentran un gran bienestar y equilibrio. Los espíritus de los sauces tienen el hábito de seguir a los viajeros en las noches oscuras, mumurando y haciendo ruidos detrás del merodeador.

Todo árbol posee su espíritu. Es el hogar de un ser vivo que supervisa todas las actividades y energías que inciden en el árbol. Este espíritu crece con el  árbol y desaparece con su muerte.

El simbolismo de los bosques es muy extenso, personalizan la vida sobrenatural, en todas las civilizaciones han existido creencias sobre el contenido místico de los bosques, como sede de deidades y espíritus. El silencio del bosque es un verdadero refugio para ser receptores de la iluminacion, donde descubriremos nuestra verdadera naturaleza.

Los celtas creían que cada árbol poseía un espíritu sabio y que sus rostros podían verse en la corteza de sus troncos y sus voces escucharse en el sonido de las hojas moviendose con el viento. 
En Japón se conoce a los espíritus de los bosques con el nombre de Kodamas, sin embargo algunos de ellos pueden estar asociados directamente con un árbol  especifico.

El árbol al igual que las personas esta emitiendo vibraciones energéticas constantemente y son perfectamente asimilables por el ser humano, se pueden absorber y podemos beneficiarnos de sus efectos. Existen cada vez mas personas que han comprobado los beneficios de abrazar un árbol.

LA MEDITACION DEL ÁRBOL

Imaginemos un árbol que se yergue sobre nosotros esplendido y magnánimo. Su tronco, hojas y raíces son bellisimos, y todos están envueltos por una energía que recorre al árbol y que lo conecta con su entorno. Procuremos ponernos en comunión con el árbol. Visualicemos como las raíces entran en contacto con un riachuelo subterráneo para llevarse los rencores, rabia y tristeza del árbol y como lo nutren con energía positiva que envuelve su tronco hasta envolver todas las hojas de su copa y hacer que el tronco crezca mas  y mas, hasta llegar a las estrellas. Ahora el árbol  ha llegado a las estrellas, esta en contacto con ellas y con todo el universo. Nosotros también. Visualicemos a todos los seres de la naturaleza que rodean el árbol; sintamonos en comunion con ellos. Ahora es hora de emprender el camino de regreso a nosotros mismos sintiendo cada una de las partes de nuestro cuerpo, reconociendolas y abriendo los ojos para ver lo que nos rodea envuelto en energía positiva.

 GRACIAS POR LEERNOS
AGRADECER NO CUESTA NADA
SI PUEDES HAS CLICK
EN ALGUNA PUBLICIDAD
NAMASTE

1 comentario:

  1. Tienes razón, ya hace tiempo atrás, el Dante ALIHIERY, LO ASEVERÓ EN SU OBRA INMORTAL " lA DIVINA COMEDIA"

    ResponderEliminar