jueves, 5 de abril de 2012

ASANAS PARA CADA CHAKRA SEGUNDA PARTE



Las asanas o posturas son las posiciones del cuerpo que se manejan para en primer término activar la energía y posteriormente dirigirla.
Es cuando esta energía fluye sin obstáculos, en forma libre por todo nuestro organismo y de forma adecuada por nuestros chakras es que se produce en nosotros un cambio en todo nuestro ser, logramos el equilibrio al que estamos llamados, y nuestra conciencia adquiere nuevas dimensiones.
 

Anahata o chakra del corazón: Está localizado en el corazón.
Cuando este chakra esta abierto origina en nosotros el sentirnos seguros y amar a los demás de forma equilibrada. Los problemas de salud relacionados con este chakra son las enfermedades cardiacas y la hipertensión. Cuando esta bloqueado sentimos tristeza, nos volvemos apegados en nuestras relaciones, y sentimos temor a estar solos.
Pranamasana o Postura de la plegaria
Esta postura simboliza el cuarto chakra Anahata, promoviendo la compasión, el amor hacia los demás, la tolerancia y el perdón. Esta asana nos entrega estabilidad, equilibrio, nos ayuda a desarrollar nuestra concentración proporcionándonos paz interior.
Ardha Matsyendrasana
Esta asana nos ayuda para remediar los trastornos de las vísceras abdominales. Cuando realizas la torsión hacia la izquierda se estimula el colon por lo que se termina con el estreñimiento. Es muy conveniente para los que sufren de asma. Normaliza la producción de adrenalina de las glándulas suprarrenales.
Vishuddha o chakra de la garganta: Se sitúa en la garganta.
Cuando tenemos este chakra bloqueado nuestra glándula tiroides no funciona bien lo que tendrá como resultado en su parte emocional que te sientas tímido. Una de las cosas que hace que este chakra se bloquee es cuando nos vamos guardando las emociones. Cuando se encuentra con sobre estímulo empezamos a hablar mas de la cuenta y no prestamos atención a escuchar a los demás.
Sarvangasana
 Esta asana estimula la glándula tiroides, además es muy favorable para las personas que tienen varices ya que mejora la circulación de las piernas. Es muy recomendable realizarla cuando se sufre de estreñimiento, colitis, hemorroides. Esta postura nos proporciona tranquilidad lo que calma nuestra ansiedad. Alivia el asma.